Entrevistas a esposa e hijas de Cosme Luna

Fitzroy11Secretaría de Extensión: Gladys, ¿has hablado ya de este tema?

Gladys: -No

¿Conocías a tu marido cuando fue la Guerra de Malvinas ?

-No, no lo conocía, después de unos cuantos añitos nos conocimos

¿Cómo fue formar una familia con un veterano de guerra?

-Tuvimos una vida muy normal. Con mis hijos, siempre él fue hablando, contándoles sus experiencias. Ellos las han recibido muy bien, hasta yo diría, orgullosos, porque más de una vez le han pedido al papá que vaya a la escuela a contar lo que le había pasado. Y bueno, tenemos un hijo más que hoy no está con nosotros, el mayor, que siguió los pasos de su papá y también está en gendarmería.

¿Y ustedes son de acá, de Tandil?

-No. Yo soy de Buenos Aires, él es de Colón.

¿Dónde se conocieron?

-En buenos Aires. Él después de las Malvinas regresó a paso de los Libres y ahí le salió el destino a Buenos Aires y ahí es donde nos conocemos y nos ponemos de novio. Ya hace 27 años.

Así que él es de hablar este tema, digamos, porque hay muchos ex combatientes que no quieren

-Nosotros normalmente conocemos muchos de los soldados con los que él ha estado, con los que él fue a Malvinas, y sí, hay muchos de ellos a los que les cuesta conversar, con los hijos  o con las esposas. Pero no, él es bastante abierto en ese sentido, y lo habla bastante. Creo que le hace bien conversar.

Y así le pueden brindar contención..

-Sí, lo apoyamos cuando hay reuniones  y actos. Tratamos de estar, dentro de lo posible, porque a veces son grandes las distancias para ir, y como tenemos hijos chicos, a veces tienen que dejar de ir a la escuela, o faltar días. Entonces a veces eso hace que nos cueste. Pero bueno, tratamos de apoyarlo e ir. Para poder acompañarlo.

¿Y sufrieron el prejuicio de la sociedad en algún momento?

-No. Para nada.

¿Y ustedes chicas, por ejemplo, cuando les pedían que su padre fuera a la escuela,  cómo lo recibían sus compañeros?

-Vanesa: a mí me pasó varias veces que para el 2 de abril, como sabían que mi padre era veterano de guerra, me preguntaban si podía asistir. Y la verdad es que bueno, desde ya muy orgullosa de tener a tu papá ahí delante de tanta gente. Y mis compañeros muy bien también, todos lo miraban con respeto, y más de uno me preguntaba si podía volver a verlo. Tengo amigos que nos hemos encontrado y que capaz han ido a mi casa a buscarlo y le hacían preguntas a mi papá, estaban súper interesados. La verdad que muy bien con mis compañeros, muy bien. Hubo un año que por grupos había que elegir y presentar un tema. Y yo elegí las Islas Malvinas. Y bueno, di una charla, preparé un poster, y lo invité a mi papá.  Y mis compañeros estuvieron toda una clase conmigo. Tardé más de lo que tendría que haber tardado porque todos mis compañeros le hacían preguntas. La verdad es que siempre fue muy emocionante. Verlo delante de todo el mundo y que todo el mundo lo viera con esa mirada… Y que me dijeran: “qué hermoso tener un papá que haya estado en la guerra de las Malvinas y que sea un orgullo para el país”.

Más allá de lo que fue la situación para él

-Vanesa: exacto. Pero por suerte siempre lo tomó muy bien. Desde que tengo memoria le hacíamos preguntas cuando nos enteramos de chiquitos que papá había sido parte de la guerra. Comenzamos a hacerle preguntas, a preguntarle anécdotas y las cosas que pasó y siempre fue muy abierto para con nosotros y todo aquel que fuera a casa y quisiera saber. Creo que la mayoría de los 2 de abril se daba que nos sentábamos a comer empanadas o locro o lo que fuera con alguien y siempre alguien empezaba a preguntar, y él muy abierto en contar ya fuera una situación triste como alguna que involucrara risas. En ese sentido no tuvimos ningún drama.

O sea que no ha sido ningún tema tabú

-Vanesa: No, no. Tal cual

¿Y la pequeña, también llevabas a tu papá?

-Mercedes: no, nunca fue al colegio, pero había veces que los profesores preguntaban y yo contaba y me preguntaban cuál era la situación, pero nunca tuve problemas, es más, una profesora quería preguntarle si podía ir, más allá de que nunca fue…

Pero la intención estuvo…

-Mercedes: Y es más, a esta profesora le encanta hablar del tema de Malvinas.

Porque hemos hablado con otros ex combatientes y no siempre les ha ido tan bien con la sociedad …

-Vanesa: Por lo menos desde que tengo memoria a mi papá siempre lo han invitado a ir a diferentes escuelas de acá de Tandil, o ha ido a otras ciudades aledañas a dar charlas. Hace poco, un par de años, fue, no recuerdo exactamente dónde  y volvió muy contento porque le fue bien en la charla, los chicos le sacaron fotos, y después le decían que era un orgullo conocerlo, que estaban encantados. Le hicieron dibujos; mi papá volvió tan contento de la reacción de los nenes que  llegó muy entusiasmado. Muy contento la verdad. Aparte de la fecha en sí, en varios lugares donde hemos ido, gente que sabe que papá es veterano de guerra lo han nombrado: “acá hay un veterano de guerra entre nosotros”…

-Gladys: nosotros todos en la familia bailamos folclore. Hay varios de los que son nuestros compañeros que lo conocen y saben que es veterano. Y bueno, en los anuncios de la peña en la que bailamos sale que entre ellos hay un veterano, entonces siempre lo distinguen. Creo que también como hace muchos años que vivimos acá en Tandil, es como que ya saben.

¿Y cuando vinieron a Tandil fue fácil? ¿Tuvo alguna influencia el hecho de venir aquí, de que haya sido veterano?

-Gladys: No

No hubo diferencia en el recibimiento ni nada.

-Vanesa: No. Fue normal.  Se habló de esto desde que nacimos. No podemos decir: a partir de los cinco años nos enteramos tal cosa. No. Desde que nacimos papá nos fue hablando. Es más, cuando papá aún no estaba retirado, para el 2 de abril se hacían actividades de desayuno o merienda y siempre a alguno nos llevaba y quizás al principio nosotros no entendíamos por qué se hacía. Pero siempre estábamos con él. Y bueno, cuando fuimos creciendo nos fuimos dando cuenta de por qué estábamos ahí y por qué se hacía todo eso y ahí entendimos. Pero más allá de entender o no, en ese momento ya estábamos involucrados y formábamos parte tanto de eso que no sentimos el cambio.

O sea, no le podían poner un nombre pero en la práctica ya lo tenían incorporado. ¿Y el mayor es así? Él también obviamente debe haber estado influenciado por esto.

-Gladys: se crió de la misma manera, así que para él… él es igual que ellas…

¿Y con su abuelo también fue tema de conversación?

-Vanesa: no, con nuestro abuelo no tanto.

Debe  haber sido duro para él

-Vanesa: Yo estoy estudiando en Buenos Aires con lo cual me veo seguido con él, cada tanto comemos juntos y entre tantas charlas ha surgido hablar de las Islas Malvinas, de la guerra y cuenta que para él fue muy difícil pero porque no se le fue un solo hijo sino que se le fueron dos. De hecho mi papá, estando en la guerra, se enteró que su hermano estaba ahí. Los dos estaban en el Ejército y los dos fueron destinados allá.

Las comunicaciones allá eran difíciles…

-Gladys: claro, además las tareas de ambos eran muy distintas. Mi cuñado es parte de las comunicaciones, de la logística y mi marido es artillero. Así que no había forma que ellos se pudieran encontrar.

-Vanesa: de hecho, cuando se enteraron ahí que estaban los hermanos, le dijeron a mi papá que estaba su hermano, que por favor se tomara todo un día para ir a visitarlo. Y papá fue, contó que lo visitó.

Y como te estaba diciendo, mi abuelo dijo que para él fue muy difícil saber que tenía dos hijos ahí. Y toda la situación..,porque la realidad es que uno ve a los hijos partir y no sabes si van a volver o cómo van a volver. Entonces para él fue muy duro. A pesar de que seguían teniendo sus otros hijos, le costó mucho y lo único que le pedía a Dios era que volvieran bien. Y poder volver a verlos.

¿Y su tío volvió bien?

-Gladys: Sí, sí.

¿En ese momento vivía la madre de ellos?

-Vanesa: No, mi abuela falleció cuando papá tenía 14 años.

¿Y tu abuelo donde estaba en ese momento?

-Vanesa: En el Chaco. De Formosa se fueron a vivir al Chaco.

¿Y su tío habla de esto?

-Vanesa: La verdad es que con el tío yo particularmente nunca entablé una charla de lo que tiene que ver con la guerra, pero supongo que porque no se dio tampoco. Y la verdad no sabría decir si él fue tan abierto como lo fue mi papá con sus hijos, pero yo creo que si le preguntase a mi tío me contaría porque por lo que lo conozco no es alguien que se cerraría a no contar. Pero bueno, sinceramente, yo nunca le pregunté a él.


Escriba un comentario