Entrevista a Karina Orahovac – Montenegro

Mi nombre es Karina Orahovac, soy descendiente de inmigrante, nieta de Montenegrino. Mi abuelo paterno se llamaba Djuro Orahovac (se pronuncia Yuro); él nació en Kuči un pueblo de Orahovac, país Montenegro (Crna Gora) en el año 1898. Era hijo de Marija y Marko (Montenegrinos), tenia 10 hermanas mujeres. A los 23 años vino a la Argentina, post 1er guerra mundial y en medio de diferentes Guerras de los Balcanes; su madre lo envió aquí, a la Tierra prometida, ya que era su único hijo varón y su esposo había muerto en la guerra. Corría el año 1921
La idea era estar unos años, trabajar juntar algo de dinero y volver a Montenegro para poder ayudar económicamente a su familia y reconstruir el país.
Llego a Buenos Aires y de allí vino a Tandil. Primeramente a Cantera Albion, su oficio era el de picapedrero. Luego trabajo y vivió también en Cerro Federación y Cerro de Leones. Donde había explotación de canteras allí estaban los montenegrinos.
Aquí en Tandil, conoció a mi abuela, María Rosa Gonzales, de origen español, con la cual contrajo matrimonio en el año 1924. Inmediatamente se fueron a vivir a Montenegro donde estuvieron aproximadamente 3 años. Allí nacieron dos de mis tías Alba y Dora, luego regresaron a Argentina, primero él y a los pocos meses mi abuela con las niñas.
Continuaron aquí su vida, siempre trabajando la piedra. Tuvieron 13 hijos: mi padre es Juan Orahovac. Mi abuelo Djuro, murió a los 51 años (cuando mi padre tenía 9 años) y mi abuela a los 85 años.
Desde siempre mi abuelo añoraba y con mucha nostalgia recordaba, su tierra lejana; aunque siempre decía que Tandil, era muy parecida (en cuanto a paisaje geográfico) a su tierra natal.
Desde pequeña he escuchado las historias que mi padre me contaba sobre mi abuelo y su tierra Montenegro…siempre sentí la necesidad de saber un poco mas y ello me llevo a ahondar más profundo en la búsqueda de mi identidad, en poder saber sobre mis raíces eslavas.
En el año 2009 me volqué a buscar información que me llevaría después de 4 años, a encontrar al resto de mi familia en Montenegro. Gracias a los datos aportados por mi padre, mis tías, documentación y fotografías que fui obteniendo, y luego por intermedio de las redes sociales, pude hacer contacto con quien hoy es nuestro Embajador; con el Cónsul Honorario de Montenegro y una señorita montenegrina, Dragana Otasevic, (quien busca su familia que vino a Argentina, como mi abuelo). Ellos me orientaron y ayudaron a armar mi árbol genealógico. Dragana no solo busco toda la información que estuvo a su alcance sino que da la casualidad (o causalidad) que el esposo de su hermana, es familiar mío.
Lo más curioso y llamativo de la telaraña de mi historia familiar, es que mi abuelo y todos sus antepasados eran de apellido Milic. Aparentemente mi abuelo, cuando emigró a Argentina, en memoria de su padre, opto por utilizar como apellido el nombre del pueblo de donde venían (Orahovac). Él entró al país como polizón, sin documentación como muchos de los inmigrantes, pero era una persona muy culta honesta y trabajadora, que como tantos otros hizo grande a nuestra Argentina.
En honor a mi abuelo y a aquellos montenegrinos que partieron un día de su amada tierra, decidí formar la Colectividad Montenegrina “Djedovi” que significa abuelos. Fundada el 06 de noviembre de 2013. Fue nombrada y  reconocida por el Ministerio de Relaciones del Exterior y Departamento para la Diáspora de Montenegro, a través de nuestro embajador el Sr. Gordan Stojovic y por el Consulado de Montenegro en Chaco, y su Cónsul el Sr. Drago Michunovich. Posteriormente aprobada y nucleada a La Unión de Colectividades de Tandil.
Al día de la fecha somos alrededor de 30 descendientes de montenegrinos que nos reunimos regularmente para tratar temas referentes a nuestra colectividad,  promover el desarrollo cultural, y las tradiciones de Montenegro, así como también aprender la lengua montenegrina, sus danzas y su gastronomía. Participamos arduamente de los diferentes actos culturales y sociales desarrollados en nuestra ciudad, así como también celebramos fechas importantes como la Independencia de Montenegro.
En septiembre de 2013, vinieron a Tandil de la televisión de Montenegro, canal TV UNO a filmar un documental “Montenegrinos en Latinoamérica”, del cual participamos mi padre y yo, contando nuestra Historia familiar. Se emitieron 6 capítulos en Montenegro y se puede ver a través de YouTube.
Actualmente mantengo contacto permanente con mi familia en Montenegro y mi padre mi hermana y yo tenemos el proyecto de viajar a Montenegro pronto, para conocer personalmente a nuestros familiares y visitar la casa de nuestros ancestros.

Escriba un comentario