Entrevista a María Catalina Toncovich (Colectividad Croata)

casamiento_croata

Secretaría de Extensión-: ¿Cómo llega su familia a Argentina?

“Mi padre vino de Croacia por dos años. Mis padres vinieron como todo inmigrante, con la idea de llegar a América para juntar dinero y llevarlo allá. No es que hayan estado mal allá, pero para tener una vida mejor. Vino por dos años, y justo cuando estaba por volver a su país natal estalla la guerra del ‘14. No pudo ni ir él ni venir nadie. “

SE -:  ¿Su papá ya estaba casado con su mamá?

“Sí, ya estaban casados, tenían dos hijos.”

SE -: Así que deja su mujer, dos hijos en Croacia y se viene a la Argentina en busca de la tierra prometida.

“Sí, estalla la guerra y no había comunicación de ninguna clase. Y fallece un hijo, fallece la madre. Él no se enteró de nada.  Y todo lo que pasaba allá no se enteraba, porque no había la comunicación que hay ahora. Termina la guerra y empezó a haber comunicación. Mi madre no se quiso quedar allá, porque allá pasó las mil y una, hambre, de todo. Y decide venirse. Él le manda dinero, pero como el dinero no llegaba, entonces  ella le pidió al padre que le prestara dinero. Y se vino con la plata del padre. Se vino con el hijo y con otra gente que tenía problemas allá también igual que ellos. Cuarenta y cinco días de viaje tuvo.”

SE -: ¿Cuántos años estuvieron sin verse?

“Ocho años y casi cinco sin comunicarse. Decí que él tenía hermanos allá, que no fueron a la guerra porque eran herreros. Estaban en los talleres. Y se salvaron por eso. No tuvieron que ir al combate.”

SE-: ¿Y de qué vivían en Croacia? ¿De qué trabajaban?

“Tenían unos talleres,  un taller de carruajes, creo que todavía está el taller. No tengo noticias, fue hace mucho. El que se comunicaba con ellos era mi hermano, que falleció hace seis años.  Y él se comunicaba con un primo que era ciego, y había aprendido el castellano para comunicarse con mi hermano.  Era director de una orquesta, de una sinfónica. Y él tenía acá la hermana, en Buenos Aires.  Y con la hermana se escribía porque a ella le pasó lo mismo que a mi mamá, ¿no? El marido se vino acá y ella se quedó con la hija. Ya después de un tiempo vino. Cuando fallece la hermana, mi prima, estudia con el braile el castellano, de vuelta, para comunicarse con las sobrinas.”

bautismo

SE-:  ¿Su papá cuando vino a la Argentina de qué trabajaba?

“Mirá, mi papá, hasta de croto, porque no conseguía trabajo, no sabía el idioma. Y al final viajó acá a Tandil, y empezó a trabajar en las canteras, de herrero.”

Después tuvo una cantera por cuenta de él hasta el año ‘30, que vino la hecatombe de la Argentina (nota: se refiere a la crisis del treinta). Y nos vinimos para acá, para la ciudad, y puso un taller de  herrería, primero de herrar caballos y hacer y arreglar herramientas. Después mis hermanos aprendieron el oficio de herreros de obra, de hacer puertas, esas cosas. Todavía está el taller. Aprendió eso mi hermano y después siguieron los demás hermanos con eso, porque ya los caballos, ya no. Empezó a venir el automóvil y ya el trabajo ese no fue más importante. “

SE-: ¿Se acuerda de las conversaciones en familia? ¿Hablaban en croata? ¿En español?

“Mi mamá no sabía casi hablar castellano, así que le hablábamos todo en croata. Y nos reuníamos siempre con la familia. Como si fuéramos hermanos porque todas y todos dejamos familia allá”..

SE-:  ¿Y las costumbres, las comidas, las tradiciones?

“Y bueno, ellos siguieron con las mismas tradiciones de allá. Si el domingo pasado yo hice algunas de las comidas que hacíamos allá. Sí, sí, las hacíamos siempre.

SE-: ¿Por ejemplo?

“Chucrut”.

SE-: Ah, yo pensé que era alemán…

“Es alemán también, pero los alemanes lo hacen distinto. Los alemanes lo hacen con salchichas de Viena, en cambio los croatas lo hacen con carne de cerdo, chorizo, y con polenta o con puré, se acompaña con una salsita. Los alemanes lo hacen blanquito, así, sin nada.  Sí, sí, muchas comidas. Después hay otro tipo tarta que ese se hace con… (acá muchos de los que la prueban me piden la receta), se hace con panceta ahumada, varias clases de quesos y cebolla de verdeo y huevos, apenas un poquito de harina nada más. Riquísimo”.

bautismo1

SE-:  ¿En algún momento volvieron a Croacia?

“No, mis padres no, pero la gente que vino de allá, que eran algunos solteros, en el año 38 se volvieron a Croacia. Muchos, muchísimos, porque vinieron con la idea de juntar dinero y llevarlo allá, para vivir mejor. Pero allá tampoco, viste. Allá se iba agrandando, era una ciudad chica, de donde eran mis padres; en realidad era una aldea, no era una ciudad.”

SE-:  ¿Y en algún momento María tuvo ganas de ir para Croacia?

“Sí, mirá, casualmente, con mi hija estábamos armando para ir el año pasado. Pero yo me enfermé muy mal. Creía que no salía. Y ya no nos animamos a ir. Y mi hija viaja mucho, pero es largo el viaje”.


Escriba un comentario